DOMINANCIA Y MAL POSICIONAMIENTO JERÁRQUICO I

Hoy Koda os quiere explicar cómo aparecen y se fijan los comportamientos de dominancia, uno de los mayores problemas que podemos detectar en un perro ya sea cachorro o adulto.

Todo puede comenzar con un imperceptible gruñido, un leve mordisco o un comportamiento desafiante ante situaciones cotidianas como podrían ser la comida, el paseo…  Estas conductas entre otras son las que hacen evidente que nuestra mascota empieza a tener ciertos comportamientos de dominancia.

El control sobre algunas de las necesidades básicas que cubrimos a nuestras mascotas, pueden darnos el control para establecer un orden dentro del cual es el dueño al que le corresponde tomar decisiones.

De esta forma guiaremos a nuestros perros hacia una correcta educación y socialización.

Las pautas que deberemos seguir deberían ser:

ALIMENTACIÓN: La comida nunca debería permanecer de formar indefinida.
PASEO : Ante cualquier reacción negativa de nuestra mascota hacia un perro/juguete/persona deberemos marcar continuamente y corregir dicha conducta tirando de la correa ya que éstas acciones nos indican cierta tendencia a la dominancia.
CARIÑO: Recibir caricia y atención ante malas conductas sumado a ciertas rectificaciones inadecuadas como saludar a nuestro cachorro al llegar a casa, puede hacer que nuestro perro adopte ciertas conductas de dominancia, ansiedad por separación y agresividad.
Por lo que los ejercicios básicos cómo el sienta, el tumba, junto, quieto y sitio se convertirán en nuestros mejores aliados para ayudar a nuestras mascotas.

Koda será nuestro entrenador personal.

¡TE ESPERAMOS EN NUESTRAS CLASES GUIADAS!